Cirugía de Párpados – Blefaroplastía

La blefaroplastía o cirugía de párpados se realiza con la finalidad de eliminar los estigmas que generan el exceso de piel y grasa en los párpados, quitando el aspecto de mirada cansada.

Candidatos a Blefaroplastía

Los candidatos a este procedimiento son las personas que presentan flacidez o exceso de piel en los párpados y/o abultamiento por las bolsas de grasa palpebrales. Esta cirugía debe realizarse siempre en quirófano y debe estar dirigida por un cirujano cualificado para ello.

Lo más habitual es que se utilice anestesia local más sedación en este tipo de intervenciones; Para realizar la blefaroplastia en el párpado superior se realizan unas incisiones en la línea natural del párpado, lo que permite que las cicatrices queden disimuladas. Mediante estas vías se retira el exceso de piel y grasa.

Este tipo de operación suele durar alrededor de dos horas, pero puede alargarse si va asociada a otras intervenciones. La recuperación del paciente una vez acabada la cirugía es de 3 a 4 horas y puede salir después del hospital y permanecer en reposo de tres a cinco días. Es posible que se produzca inflamación y hematomas alrededor del ojo, para lo que se recomienda que se apliquen compresas frías que ayuden a reducirlos. Durante unos días después de la operación, el paciente deberá mantener la cabeza elevada, no podrá hacer esfuerzos, ni ejercicio físico contundente hasta aproximadamente tres semanas después.

Resultados

Esta es una operación que en la gran mayoría de los pacientes tiene un resultado excelente. La persona que se somete a ella recupera una mirada más juvenil y descansada. Las cicatrices son prácticamente invisibles y los resultados son muy duraderos, incluso en algunos casos llegan a ser permanentes.

 

 

 

 

 

 

  • Para mayor información sobre este procedimiento consulta la página de la AMCPER

Hacer cita

Suscríbete a nuestro boletín ¡Renuévate!